LEE UN RELATO AL AZAR


Ver una entrada al azar

viernes, 21 de junio de 2013

SIN PALABRAS (Saiz de Marco)

A veces dejan cerrada la puerta de la terraza, donde me ponen la comida, y entonces quiero decirles “Abridme, necesito salir”. Otras veces tengo ganas de orinar, no puedo aguantar más e intento pedirles “Sacadme a la calle”. También a veces se les olvida ponerme agua y entonces querría decirles “Llenad mi bebedero”.

Trato de hacerme entender moviendo el cuerpo, aullando o ladrando. Pero frecuentemente no se enteran. Me preguntan “Qué quieres” y yo vuelvo a ladrar y a mover la cabeza o las patas. Pero siguen sin entenderme. Es muy frustrante.

Echo en falta lo que ellos tienen. Con la boca articulan sonidos. Se parece a ladrar pero es distinto. Cada sonido significa una cosa. Tienen un sonido (“Canelo”) para llamarme a mí, otro sonido para decir agua, otro para la comida… Así pueden nombrar lo que quieren. Yo alguna vez he intentado ladrar “agua”, aullar “terraza”, resoplar “paseo”…, pero por más que lo intento sólo me sale “uau-uau”. Me gustaría tanto hacer lo que ellos hacen, mover la boca como ellos la mueven…

1 comentario:

  1. Probablemente algunos animales hechan de menos hablar.

    ResponderEliminar